🚚 ENVÍO GRATIS +60€ | ENTREGA 24h 🇪🇦 📦 ENVÍOS A TODO EL MUNDO 🌍

Curiosidades sobre el té marroquí

Marruecos es un lugar fascinante, destaca por su exotismo, su cultura, las características de sus ciudades y por su té marroquí. Esta bebida es su costumbre más practicada y supone una experiencia única, siendo las teteras marroquíes uno de los objetos más valorados por los apasionados del té.

El té es la bebida por excelencia de la población marroquí, lleva arraigada en su historia desde hace siglos. Concretamente a mediados del XIX, fue importado por comerciantes ingleses y se quedó entre las cocinas de Marruecos, ya que ayudaba a suavizar las infusiones de hierbabuena y absenta.

El té se toma siempre

El té marroquí o también conocido como té moruno, se consume siempre, independientemente de la época en la que se esté. Además su forma de servirse es caliente incluso en zonas como el desierto o más cálidas. 

Los marroquíes tienen como dicho que al estar caliente calma mejor la sed. Esto en realidad tiene fundamento científico, si ingerimos una bebida muy fría nuestro cuerpo trata de regular la temperatura, en cambio si consumimos una bebida caliente no tiene que realizar ese esfuerzo y ayuda a mejorar nuestra hidratación.

En Marruecos es muy común servir su té en un vaso de cristal estrecho y llenarlo hasta que le falte un dedo, así por ese filo se podrá coger para no quemarnos. 

una bandeja con varios vasos de té marroquí y tetera

El té marroquí según un dicho, debe ser tomado tres veces al día: el primer vaso es "amargo como la vida", el segundo vaso de té "fuerte como el amor" y el último "dulce como la muerte".

Estos cambios de sabor se consiguen en el proceso de elaboración del té, que se les añade una cantidad diferente de azúcar. Aunque el té tiene un sabor intenso, gracias al elevado contenido de azúcar se convierte en un sabor muy dulce, aunque en el sur suelen tomarlo más amargo.

El té forma parte de su hospitalidad

Cuando accedes a un restaurante en Marruecos o estás invitado a una casa su forma de agradecer la visita a su hogar es servir una taza de té marroquí y unas pastas morunas.

El té marroquí es un símbolo de hospitalidad e inmediatamente que te lo ofrecen te invitan a sentarte y degustarlo junto a ellos. Además se considera de mala educación rechazar una taza de su fantástico té.

Es muy curioso observar el proceso de preparación del té moruno, ya que cuando van a servirlo se llena una parte del vaso de té a cierta altura y lo devuelve a la tetera, hasta que lo llena, se hace en tres pasos. Esto lo realizan porque con la entrada de aire a la tetera se consigue que el té oxigene y mezclan bien todos los ingredientes.

una mujer sirviendo té moruno en un vaso junto a unas pastas

Infinitas variedades de té

El té marroquí más común que se utiliza es el té verde chino, pero existen una infinidad de variedades de té, las cuales se pueden encontrar en Alcazaba decoración, dependiendo de la zona en la que estés y para cada uno de los gustos personales. 

Lo que cambia es la proporción de té que se le echa a la tetera marroquí, además de los aromas que se le pueden añadir como hierbabuena, azúcar, limón, etc. En la zona norte de Marruecos el té suele ser más dulce, en cambio, en el sur es más amargo.

En ocasiones, los marroquíes suelen añadir al té moruno unas hojas de hierba luisa, esta matiza su sabor intenso y además proporciona un efecto relajante. También es común añadir agua de azahar y piñones, siento esta última una versión de té usual en Túnez.

Esperamos que hayan podido aprender de estas curiosidades sobre el té marroquí y os animéis a probar esta bebida con un sabor tan intenso y único, pero sobre todo disfrutarlo.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados