Cinco curiosidades que a lo mejor no sabías sobre el té marroquí

 

El té en Marruecos es mucho más una simple infusión, es una bebida que se ha convertido en una especie de emblema nacional. El té marroquí es consumido tanto en las casas más humildes como en los más suntuosos palacios y fuera de las fronteras de Marruecos no es extraño encontrar teterías en las que disfrutar de esta bebida preparada y servida al estilo tradicional del Magreb. Hoy queremos compartir con vosotros algunas curiosidades sobre el té de Marruecos que es posible que no conozcáis.

Teteras Marroquíes

El té marroquí no es originario de Marruecos

Aunque hoy en día el consumó de té está ámpliamente extendido entre la población marroquí lo cierto es que su implantación en Marruecos es bastante reciente. La historia de amor entre Marruecos y el té comenzó a mediados del S.XIX cuando los comerciantes ingleses se encontraron con un excedente de producción que debían colocar en el mercado. En este contexto comenzó la venta de té en Marruecos y por lo que se ve la campaña de marketing fue una de las más efectivas de la historia.

Tantas variedades de té marroquí como personas

Con el té en Marruecos pasa como con el Gazpacho en Andalucía, cada persona tiene su propia receta. La base obviamente es el té, en este caso la variedad verde gunpowder. A partir de ahí hay infinitas posibilidades en función de la zona y los gustos personales. Lo más común es añadirle hierbabuena pero también hay quien añade hierba luisa, azahar, piñones.  Por regla general los habitantes de del norte de Marruecos prefieren el té más dulce mientras que en el sur suelen añadirle menos azúcar.

El azúcar, directamente en la tetera

Otra curiosidad del té marroquí es que, habitualmente el azúcar se sirve directamente en la tetera y según al gusto del anfitrión. De té siempre se toman tres rondas de ahí surge este proverbio;  “El primer vaso es amargo como el amor. El segundo es intenso como la vida. El tercero dulce como la muerte”. Esto se debe a que a medida que vamos consumiendo té, el azúcar va precipitando sobre el fondo y la concentración es mayor.

El té, todo un signo de hospitalidad

En la cultura marroquí y en general en todo el Magreb,  compartir un vaso de té es un signo de hospitalidad. Si viajamos a Marruecos no es de extrañar que nos agasajen con un té al llegar a una casa, en el hotel o incluso en algún comercio.

El ritual del té

El té en Marruecos va acompañado de un rico ritual. En una casa el encargado de preparar el té será el anfitrión o en su defecto su esposa. Si no estuvieran ninguno de los dos será la persona de mayor edad. En una tetera tradicional de hierro, alpaca, plata o similar, colocará todos los ingredientes. Después se trasvasará varias veces, utilizando para ello el vaso del anfitrión, servirá té y lo devolverá a la tetera  para así garantizar una mezcla homogénea.

Después, utilizando los tradicionales vasos de té, los cuales suelen estar profusamente embellecidos, se sirve una pequeña cantidad. El té nunca se llena hasta arriba de este modo puede sostenerse el vaso desde el borde sin quemarse.

Y ahora, ¿te apetece compartir un vaso de té? ¿Cómo lo preparas en casa? ¡¡Utilizar los comentarios para compartir con nosotros tu receta!!

 

Infomación y pedidos al por mayor: 

Correo: info@decoracionalcazaba.com
Teléfono: 697431100
Web: www.decoracionalcazaba.com

Síguenos en Redes Sociales

Facebook - Instagram

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados